Liderazgo y comunicación estratégica, fundamentales para los directivos de la salud en su función de promover la transformación del modelo sanitario

Mejora tus presentaciones: Consigue un mejor engagement y éxito con tu audiencia
7 junio, 2018
Editorial. Innovación: Camiño de la Sostenibilidad
20 junio, 2018
  • Asistimos a una sanidad compleja, eminentemente tecnificada, con un paciente informado y exigente, que obliga a una transformación estructural y organizacional, siendo la calidad y sostenibilidad eje central del cambio. Estos cambios asistenciales se deben ajustar a los cambios estructurales y situaciones poblacionales actuales, incluyendo la participación del paciente.

 

  • En la transformación profunda hacia la sostenibilidad y la calidad que el modelo necesita, son los gestores sanitarios quienes tienen que liderar dicha transformación desde la mesogestión sanitaria, con su profesionalización.

 

  • Toda organización, sanitaria o no, debería incluir la estrategia de comunicación en su plan estratégico, dado que las organizaciones sanitarias necesitan darse a conocer, definir con claridad quiénes y qué son, qué ofrecen y qué resultados obtienen.

 

Cartagena, 15 de junio de 2018.- En la actualidad, el modelo de gobernanza de las organizaciones sanitarias se está orientando hacia el buen gobierno, la transparencia, la rendición de cuentas y la ética, lo que requiere cambios importantes en dichas organizaciones y en la gestión de las mismas. En este marco, los directivos de la salud y su capacidad de liderar en el ámbito de la meso y de la microgestión tienen mucha responsabilidad en el éxito o el fracaso de la transformación y modernización de nuestro modelo de asistencia sanitaria. Además, la comunicación estratégica, tanto interna como externa, es una herramienta fundamental para el directivo de la salud, en el reto de liderar la mencionada transformación del modelo.

Según se recoge en la Actualización del Informe de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA) sobre la Profesionalización de los Directivos de la Salud, las habilidades en comunicación y liderazgo son esenciales en el desempeño de la función directiva, siendo, sin embargo, dos de las habilidades en las que más queda por trabajar. Con el objetivo de analizar el papel del liderazgo como factor clave de transmisión desde la mesogestión a la microgestión para la motivación, confianza y compromiso en la organización sanitaria y de la comunicación estratégica como herramienta de gestión entre niveles asistenciales y categorías profesionales, alrededor de 150 directivos de la Comunidad Valenciana y la Región de Murcia se están dando cita en el I Foro de Actualización en Gestión Sanitaria de la Agrupación SEDISA Levante que, bajo el título Liderazgo y la Comunicación como estrategia en la gestión sanitaria, está teniendo lugar hoy en la Facultad de Ciencias de la Empresa de Cartagena y que cuenta con la colaboración del Servicio Murciano de Salud, el Área de Salud 2 Cartagena y la Universidad Politécnica.

En palabras de José Sedes Romero, gerente del Área de Salud de Cartagena y coordinador del Foro, “la alta participación que hemos obtenido en este primer encuentro que realizamos desde SEDISA-Levante nos dice que hemos ido por el buen camino. Debemos trabajar en la implicación, nuestra implicación y la de nuestros profesionales, no sólo con nuestro sistema sanitario sino también con la sociedad, para mejorar en la gestión, y debemos ser capaces de transmitir nuestros proyectos con claridad para obtener la mejor respuesta”.

Respecto a lo que aportan encuentros como éste a la profesionalización de los directivos y de la gestión sanitaria, compartir experiencias y aportar opiniones de expertos hace que la gestión sanitaria se profesionalice más. Así, a más formación y experiencia, más profesionalización”, explica Francisco Dolz Sinisterra, gerente del Hospital Doctor Pest de Valencia y presidente de la Agrupación Territorial de SEDISA Levante. “Por ende, conocimiento de nuevas herramientas para dirigir una organización sanitaria con mayor acierto”.

Y es que, en esa evolución profunda hacia la sostenibilidad y la calidad que el modelo necesita, según Dolz Sinisterra, “son los gestores sanitarios quienes tienen que liderar la transformación desde la mesogestión sanitaria, con su profesionalización; siendo la formación, experiencia y formación continuada, elementos importantes para un necesario cambio cultural organizativo”. Un liderazgo complicado si tenemos en cuenta que nos encontramos con una sanidad diferente: “Compleja, eminentemente tecnificada, con un paciente informado, exigente, deseando participar en sus cuidados, que nos obliga a una transformación estructural y organizacional, siendo la calidad y sostenibilidad eje central del cambio. Estos cambios asistenciales se deben ajustar a los cambios estructurales y situaciones poblacionales actuales, incluyendo la participación del paciente”.

 

Liderazgo para la motivación, confianza y compromiso en la organización sanitaria

Los Directivos de la Salud son un elemento fundamental en la gestión y en la transformación en el nivel de la mesogestión sanitaria. Son los actores clave para el cambio de las estructuras y la organización para dar respuesta a las necesidades actuales de los ciudadanos en la protección de la salud. “Son el eslabón necesario entre la función política y la función administrativa, por lo que se debe buscar un equilibrio entre la macrogestión, la mesogestión y la microgestión para dirigir con éxito las organizaciones públicas y, en especial, la sanitaria”, explica Francisco Soriano, gerente del Área de Salud V Yecla del Servicio Murciano de Salud y moderador de la mesa centrada en liderazgo del Foro.  Si bien en líneas generales Soriano cree que los Directivos de la Salud son conscientes de que el liderazgo es clave, hace hincapié en que “hay que seguir avanzando en aspectos vitales como la profesionalización de la función directiva, tanto en su selección como en la evaluación de resultados. También en la formación del directivo de la salud con acreditación académica, especialmente en los conocimientos técnicos generales y específicos del ámbito sanitario, así como en habilidades directivas”.

Respecto a la forma de transmisión del liderazgo de la mesogestión a la microgestión es algo que debe llevarse a cabo teniendo clara la misión y la visión. En palabras de Soriano, “nuestra orientación y compromiso tiene que ser con el paciente, la calidad y la mejora día a día de la asistencia sanitaria que le prestamos. Las organizaciones sanitarias son complejas, por lo que coordinar y motivar a sus profesionales en un marco tan regulado como el sanitario requiere de directivos capaces de liderar a trabajadores con formación y competencias muy heterogéneas. La capacidad de trabajar en equipo, de resolver conflictos, de tomar decisiones, de adaptación al cambio y de orientación a resultados, son habilidades que deben transmitirse a toda la organización y ese debe ser uno de los principales objetivos de los equipos directivos”.

 

La comunicación, estratégica en la gestión entre niveles asistenciales y categorías profesionales

Todo el complejo modelo transformacional precisa de un liderazgo que sea capaz de transmitir adecuadamente qué, quiénes y cómo a toda la organización de forma adecuada y eficaz, “algo que solo es posible con una adecuada estrategia de comunicación”, destaca Dolz Sinisterra. En esta línea, el presidente de la Agrupación de SEDISA Levante añade que toda empresa, sanitaria o no, debería incluir la estrategia de comunicación en su plan estratégico: “Las organizaciones sanitarias necesitan darse a conocer, definir con claridad quiénes y qué somos, qué ofrecemos y qué resultados obtenemos”.

Sin embargo, en general, las organizaciones sanitarias en nuestro país son demasiado parcas en comunicación y cuando lo hacen comunican lo que creen que interesa, sin tener en cuenta a quiénes va dirigido. En palabras de Francisco Dolz, “hemos olvidado que debemos comunicar lo que precisa el receptor, en contenido y forma entendible y suficiente. Aplicar una estrategia de comunicación adecuada nos hace más transparentes y fiables y nos facilita la colaboración de los profesionales y usuarios”.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page