Pacto de estado o reformas posibilistas. Diez temas candentes de la sanidad española para 2017

Casi 90 personas se han adherido ya al Compromiso Lazarillo de Tormes sobre la Prioridad de la Colaboración Público-Privada en Sanidad
8 Febrero, 2018
Hacia la transformación digital del sector de la salud. 10 medidas para su impulso
8 Febrero, 2018

Redactores: Julián García Vargas, Raimon Belenes e Ignacio Riesgo.

Panel de 23 expertos colaboradores.

Edición: Unidad Editorial Revistas. Marzo 2017.

Comentario: Julio Villalobos Hidalgo

Este es el 5º informe de la serie “Temas Candentes de la Sanidad Española”, tras los aparecidos del 2010 al 2013, coordinados por un equipo redactor, asesorado por un amplio panel de expertos, difundido por Diario Médico y patrocinado varias empresas del entorno sanitario.

Este informe propone 10  propuestas posibilistas a implementar huyendo del Pacto de Estado que pregona muchas fuerzas políticas, pero sin definir sus objetivos a veces contradictorios y muy alejados los unos de los otros.

El informe está estructurado básicamente en el tratamiento de los 10 temas candentes que propone este informe, completado con una presentación y un resumen ejecutivo.

1.- Sacudir al Sistema de Salud

El sistema sanitario siempre ha sido muy reacio a los cambios, debido al débil liderazgo del Ministerio de Sanidad y la alianza conservadora en el seno del mismo, sin embargo ha mantenido una gran vitalidad con muchas iniciativas de abajo a arriba, que en la actual situación política podría permitir  un acuerdo limitado pero efectivo para incorporar estas iniciativas  a la atención a la salud.

2.- Un tema eterno: La Financiación.

La histórica tendencia al alza del gasto sanitario se invirtió en el 2009 como consecuencia de la crisis económica, que disminuyó de forma significativa hasta el 2014 aunque no se prevé  recuperar el gasto del 2009 hasta el 2019, además de que existen notables diferencias en el gasto per cápita  entre las CCAA.

Es fundamental tener una suficiencia económica que permita la solvencia del sistema nacional de salud, aunque no va a ser fácil ya que las medidas a tomar tanto para el necesario aumento de los ingresos como de la contención de los gastos chocan con el inmovilismo y la falta de cohesión del sector.

3.- El dolor crónico del Sistema Nacional de Salud. La gestión de los recursos humanos y sus achaques continuos.

Dado que los profesionales es el activo más importante con que cuenta nuestro sistema de atención a la salud, se debe abordar con urgencia  el cambio de rol de los miso en el nuevo entorno de la salud, para buscar una mayor colaboración y eficiencia en el marco de una mayor flexibilidad.

4.- Fármacos y tecnologías Innovadoras.

Dada la obsolescencia de los equipamientos técnicos y la falta de inversiones para incorporar las nuevas tecnologías que se ha producido durante la crisis es necesario un Plan de inversiones en tecnologías coordinado con las adquisiciones del sector privado concertado.

Se debe buscar las vías para el acceso a los nuevos medicamentos y su igualdad de acceso a todas las CCAA.

5.- Comprar de forma más eficaz, comprara mejor.

El modelo actual de compra pública  es lento, poco flexible y excesivamente centrado en el precio, por lo que hay que transponer la directiva europea 2014/24/UE para mejora las compras públicas en el sector sanitario, avanzando hacia la compra de soluciones por resultados y de beneficios/riesgos compartidos con los proveedores de los servicios.

6.- Provisión privada. Un nuevo fantasma recorre la sanidad española: el “paleoprogresismo”

La provisión privada ha jugado un rol sustitutivo y/o complementario en la atención a la salud  en todas las CCAA, independientemente del signo político de los gobiernos autonómicos. Últimamente estamos asistiendo a una crítica del sector privado y su colaboración con el sector público, por lo que habrá que consensuar su papel en nuestro modelo de atención a la salud, así como con las aseguradoras sanitarias.

7.- El paciente en el centro: Pasar del eslogan publicitario  a la realidad

Poner al paciente en el centro del sistema de atención a la salud no solo debe ser un eslogan, para los cual deben tener acceso funcional a un portal de salud, participar en las decisiones compartidas, escuchar a la asociaciones de pacientes y formar a nuestros profesionales para que orienten sus objetivos a los objetivos de los pacientes.

8.- Medir para comparar resultados y mejorar.

La información actualmente publicada por el  Ministerio de Sanidad ni las Comunidades Autónomas permite un análisis que permita comparar los diferentes modelos y procesos en un sistema políticamente descentralizado, por lo que se propone una Agencia de Información Sanitaria, organismo público dependiente del Ministerio de Sanidad con un gobernanza que garantice que garantice su independencia y la participación de las CCAA y otras instituciones públicas y privadas.

9.- La transformación digital del sistema sanitario: Más allá de la historia y la receta electrónica.

Aunque en la mayoría de las CCAA se ha avanzado en la implementación de la historia clínica y la receta electrónica, queda pendiente la necesaria interoperatibilidad entre estas aplicaciones. Es el momento de avanzar para ofrecer  servicios on line al paciente, como ha ocurrido en otros sectores,  que permita el abordaje de la cronicidad y el envejecimiento, la mensajería segura entre profesionales y pacientes y la consulta médica no presencial.

10.- ¿Gobernanza madura ´o “marea blanca”?

El cansancio y desmotivación de los profesionales y de los  ciudadanos por los recortes y copagos han  sido el caldo de cultivo para que determinados sectores hayan manifestado mediante manifestaciones y huelgas su descontento, aunque sin aportar soluciones a los problemas que por fatiga tiene el sistema sanitario.

Se propone que solo una gobernanza madura tanto a nivel del sistema como en cada una de sus instituciones  permitirá plantear las soluciones de una forma realista y posibilista.

Estas propuestas pretenden actualizar  nuestro Sistema Sanitario para enfrentarse a su realidad como es el gran envejecimiento de la población, las nuevas tecnologías, las nuevas demandas sociales y la incontrolada tendencia al alza de los gastos sanitarios, haciendo participe a todos los agentes que intervienen en el mismo y dentro de las posibilidades sociales y económicas de nuestro país.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page